martes, 13 de marzo de 2012

La doble moral en la “Ley Sinde-Wert”: Ser artista novel y descargar gratuitamente


Capítulo Uno.


Suena el móvil. Y todos los instrumentos callan dentro del local de ensayo. La llamada viene de una discográfica. Grabarán su primer disco. Objetivo cumplido: Iniciar el pedregoso camino que lleva a triunfar. Pero, ¿qué es eso hoy día? Mañana todos descargarán gratis y sin pagar a su autor, el nuevo trabajo de su banda favorita, por grande o pequeña que sea. ¿Querrán pase lo mismo con su álbum en unos años y simplemente olvidarse de las ganancias por ventas de discos? Posiblemente el paso próximo sea ese, una reconversión del sistema de la industria musical. Bandas emergentes (y no tanto) ya permiten la descarga gratuita de sus canciones con diversas fórmulas. El músico se adapta a los tiempos. Se adapta a su generación. Comprende con lo que ha crecido. Eso sí, no entraremos a valorar si es ético/moral descargar música gratuitamente.

Seguramente a la mayoría de artistas noveles españoles apoyar, o no, la recién aprobada ‘Ley Sinde-Wert’ les supone un dilema moral o no. En la industria musical todos juegan su papel: artistas nacionales, managers discográficas y críticos.

Con la explosión de redes sociales como Myspace, ahora de capa caída, y con el auge de SoundCloud o Herzio, muchas bandas han conseguido llegar a oídos de desconocidos, ganando más publicidad que con el boca-oreja. Sin duda, uno de los caminos que ayudan al éxito. Triunfar en la música en España se antoja un combate con muchos rounds, en el que incluso se admiten caídas. Pero si uno quiere alzarse con el cinturón de campeón tiene que saber levantarse. Y de buena gana.

Marc (Dorian), Martí Perarnau (Mucho), Julio Ruiz (DiscoGrande), Álvaro Sanjuan (HATEM), Javier Costa (Layabouts Management) nos dan su particular opinión acerca de lo que hoy está ahí fuera. Aunque tres bandas noveles como The Parrots, The Baked Beans In Tomato Sauce Brothers y The New Cossacks también tienen voz aquí, la de los jóvenes artistas que descargan música, que ahí está el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada